poemas de amor
Seré sincera. Odio escribir textos felicitando a alguien, dándole las gracias a un amigo o diciéndole a una persona todo lo que la quiero. También odio hacer regalos por cumpleaños pudiendo hacerlos en cualquier momento del año. No me gusta tener que decir "te quiero"  al final de cada conversación, me gusta decirlo cuando me apetece. Soy de esas personas que no le gusta dar abrazos siempre, yo los doy por que sí, los doy en medio de una conversación si me apetece o en medio de una maratón, los doy cuando realmente los siento.No me gusta estar diciendo todo el día te quiero, dar besos, abrazos y hacer muestras de cariño. Pero si me gusta decir, me tendrás aquí para todo.

Así, tal cual, como eres.

Lo llamas tonto y en cambio es mejor persona que tú. Dices controlar el mundo cuando aún no sabes lo que es la vida. Corres sin saber andar. Gritas antes de hablar. Pides perdón antes de ver tu error. Dices todo, cuando ese todo está dividido. No sabes querer a una sola persona, a todas a la vez. Defiendes al traidor sin saber el argumento de la víctima. Te crees mejor de lo que eres. Tu objetivo es que los demás se sientan culpables. Tus gustos sólo son modas. Eres inculto en la variedad, para ti, todo tiene una forma. Eres ignorante de todo, sólo culto en tus intereses. Un te quiero para ti, lo significa todo y a la vez, nada. Dices olvidar cuando aún muestras más interés. Todo lo que te pasa lo publicas. Intentas joder de la manera más estúpida y no consigues nada. Tu orgullo crece, dices ser cosas que no eres, dices ser interesante, dices ser deseado pero nunca pierdes la esperanza de que el pasado se haga presente.
Eres un jodido ser humano.

Bajo las luces de la ciudad.

Hay un mundo que pocos conocen, donde las reglas no rigen, no. Y no puedes desanimar a una buena chica.


Tengo muchas cosas en las que pensar últimamente. Más bien, siempre tengo cosas en las que pensar. Nunca lo hago. Soy así. Actúo, luego pienso... luego pienso? Venga hombre! Nunca pienso, en ese tiempo podría estar comiéndome una tableta de chocolate con la mente relajada, riéndome con mis amigos... o simplemente sin hacer nada. ­